Todo sobre los Cepillos de Dientes

 ¿Qué son y para qué sirven los Cepillos de Dientes ?

Los cepillos de dientes son importantes para el aseo bucal, su función es la de eliminar restos de comida de los dientes, encias y lengua, tambien a prevenir la halitosis (mal aliento) y problemas de caries. La estructura en cuanto a la forma de los cepillos de dientes es bastante estándar, sólo varían en cuanto a colores, tamaños y diseños. Pero todas se caracterizan por tener un mango alargado donde en un extremo hay un conjunto de cerdas (de plástico o de fibra)  que cumplen la función de retirar impurezas de los dientes como restos de comida y sarro (acumulación de sales). 

 

Partes del Cepillo Dental

Desde siempre el cepillo de dientes ha sido uno de los instrumentos más importantes en lo que respecta a la higiene bucal, este elemento de aseo está compuesto por:

Mango: Es la parte más extensa del cepillo de dientes, de donde se cogerá  el cepillo para accionar un lavado de forma manual; se recomienda adquirir un producto que tengas áreas antideslizantes y anatómicas para un mejor agarre.

Cuello: Es la parte que le precede al mango con un diámetro más delgado y de forma ergonómica existen en el mercado varios diseños como recto, angulado, en estribo y en estribo-angulado, para una mejor experiencia  de lavado.

Cabeza: Es el área más importante del cepillo de dientes, en ella estarán depositados los filamentos, y al efectuar una fuerza propia del cepillado, esta cumplirá la función de limpieza de los dientes, encías, lengua y las zonas de más difícil acceso. Podremos ver cepillos de dientes en punta cuadrada, ovalada en forma diamante entre otras. Algunos productos tienen en la parte posterior pequeños mecanismos que sirven de “limpia lengua” para un lavado mucho más completo.

Filamentos: También se le conoce con el nombre de cerdas (fibras sintéticas), son la parte del cepillo de dientes más dinámica; esta se encarga de llegar a los lugares más recónditos,  buscar, quitar y eliminar cualquier cuerpo extraño  entre los dientes, algunos productos tienen como un plus la posición de direcciones de las cerdas (convergentes y divergentes) para mejorar la higiene bucal.

 

Historia del Cepillo de Dientes

El hombre, en los tiempos primitivos, buscaba la forma de poder quitarse restos de comida entre los dientes, utilizo desde pelos, plumas y púas de animales, hasta mascaba hierbas (con propiedades antisépticas) para tener buen aliento.

De acuerdo a estudios e investigaciones el origen del cepillo de dientes llega del Asia en el año de 1498 y fue insertado en Europa gracias a los mercaderes y comerciantes que traían productos de todos lados. Con el correr de los años empresas americanas y europeas sacaron al mercado los clásicos cepillos que hoy en día podemos ver una gran diversidad de marcas y diseños.

Higiene Bucal

Médicos y odontólogos  recomiendan  su uso (tres veces al día) para evitar problemas de caries, picaduras de dientes, gingivitis, placa bacteriana y otras enfermedades bucales. Los cepillos de diente se usan adicionalmente con una pasta dental (dentífrico) para mejorar su función de uso en cuanto a eficacia.

Las pastas de dientes o dentífricos son composiciones con ingredientes activos que ayudan a tener una salud bucal más óptima. Algunas pastas dentales  contienen flúor  (compuesto flúoruro de sodio), este elemento ayuda a eliminar las bacterias pero sólo en cantidades controladas, evitando excesos.

Como dato adicional, debemos de  tener en cuenta que el mal aliento por las mañana también se conoce con el nombre de  “halitosis”, y es debido a la descomposición de bacterias de alimentos consumidos horas antes de dormir. (Por eso se recomienda un cepillado antes de acostarnos).

También tenemos que informar que hay soluciones como enjuagues bucales así como hilos dentales, estos elementos forman parte de producto que complementan la higiene bucal.

 

1. Caries

Las caries son una enfermedad previa a la picadura de dientes. Su proceso es largo y pueden transcurrir años sin sentir alguna molestia. Seis de cada diez personas en el mundo tienen caries pero no lo saben; debido a que es un mal silencioso . 

Causas de las caries 

Esto se debe a la desmineralización que genera la placa bacteriana y la destrucción del tejido del dientes.  Después de que las caries destruyen el esmalte “picadura en los dientes”, su segundo paso es llegar directo al nervio, lo que produce una hinchazón y dolor, muchas veces acompañado de fiebre. Se aconseja visitar al odontólogo una vez al año para que pueda hacer una revisión de nuestros dientes y saber si tenemos algún problema de caries.

Síntomas de las caries

Caries - Primer Grado: Afecta sólo al esmalte dental (la parte más dura del diente); por lo general este síntoma pasa desapercibido porque no causa molestias ni dolor alguno.

Caries -Segundo Grado: Afecta el esmalte dental, lo podemos detectar por el cambio de coloración, a diferencia de otras caries, es indoloro y no causa molestias.

Caries -Tercer Grado: Aquí, la picadura ya rompió el esmalte y ha llegado al nervio, ya se empieza a presentar con dolores e hinchazón, en algunos casos se practica la endodoncia.

 

2. Gingivitis  

Esta enfermedad se presenta mediante la hinchazón de las encías, lo cual presenta sangrado y dolor al realizar el cepillado. Muchas veces los dientes se separan y tienden a moverse entre sí, las causas por lo general pueden ser por la falta de higiene y acumulación de sarro que forma una placa bacteriana de consistencia dura.  Si no prevenimos este problema a tiempo, podemos llegar a perder los dientes sin haber tenido algún problema de caries.

Causas de la gingivitis 

Falta de higiene bucal por realizarse un lavado bucal rápido. Consumo de medicamentos, tales como ciclosporina, anticonceptivos y bloqueadores de calcio.

Síntomas de la gingivitis

  • Hinchazón de las encías (leves y moderadas), así como enrojecimiento en el área afectada.
  • Pequeñas úlceras en las encías que se presentan con sensaciones de ardor.
  • Encías sangrantes, muchas veces se presentan al  cepillarnos. 
  • Mal aliento.
  • Pus en las encías.
  • Pérdida de dientes.
comments powered by Disqus